2010 — Modificación del Código Penal español para combatir el turismo de trasplantes y el tráfico de órganos

 

El nuevo Código Penal incluye como delito el tráfico ilegal de órganos humanos.

  • El nuevo Código Penal establece penas de hasta doce años de prisión para las personas que alienten, promuevan, faciliten o divulguen la obtención del tráfico ilegal de órganos humanos.
  • Aquellas personas solicitantes de órganos que tengan conocimiento del origen ilegal de estos también pueden enfrentar penas de prisión.
  • El tráfico ilegal de órganos es una actividad en crecimiento, especialmente en los países en desarrollo.
  • El Código Penal vigente tipifica como delito de Daño Corporal la sustracción de órganos mediante pago o recompensa al donante.

El nuevo proyecto de ley de reforma del vigente Código Penal, cuyo sometimiento a los Diputados del Congreso se acordó en el último Consejo de Ministros (13 de noviembre de 2009), incluye, tras iniciativa del Ministerio de Sanidad y Política Social, la tipificación como delito tráfico de órganos humanos.

 

En la nueva redacción del Código Penal se adiciona el artículo 156 con el siguiente contenido:

 

1. Los que promuevan, alienten, faciliten o anuncien la obtención o el tráfico ilegal de órganos humanos (de terceros) o el trasplante de éstos serán castigados con la pena de prisión de seis a doce años si se trata de un órgano mayor, y pena de tres a seis años cuando se trate de un órgano no mayoritario.

2. Si el receptor de órganos consiente en la realización del trasplante de órganos a sabiendas de su procedencia ilícita, será castigado con las mismas penas que en el apartado anterior, que podrán ser rebajadas en uno o dos grados atendiendo a las circunstancias del delito y de la delincuente.

3. Cuando la responsabilidad penal corresponda a una persona jurídica, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 31 bis, se le impondrá la pena temporal de clausura de sus inmuebles e instalaciones de dos a cinco años, así como el decomiso de los bienes. , productos y ganancias obtenidas del delito.

El numeral 1 del artículo busca sancionar el tráfico de órganos humanos y su publicidad, que hoy en día se realiza principalmente a través de Internet, ya sea solicitando u ofreciendo órganos de un tercero obtenidos a cambio de una tarifa. Con este nuevo delito se completa toda la cadena de actividades delictivas dirigidas a obtener un órgano, ofrecerlo para trasplante, capturar al receptor del órgano y facilitar la ejecución del trasplante, generalmente a través del turismo de trasplantes.

El apartado 2 incrimina al receptor del órgano trasplantado que, conociendo la ilegalidad del trasplante, consiente. Si no se sanciona a quien solicita estos servicios, cuyo dinero está financiando y lucrando la organización criminal, serán insuficientes las políticas dirigidas únicamente a sancionar a los promotores y ejecutores del tráfico.

El apartado 3 tiene por objeto combatir la organización delictiva, dado que los delitos relacionados con el tráfico de órganos humanos y el turismo de trasplantes suelen cometerse en el marco de organizaciones con los medios y recursos para ejecutarlos. Procede, por tanto, prever expresamente la imposición directa de sanciones a la persona jurídica implicada en estos delitos, clausurando sus establecimientos o inmuebles y embargando los beneficios obtenidos.

Asimismo, y en consonancia con el nuevo delito de tráfico ilegal de órganos humanos, la reforma del Código Penal amplía el delito de trata de personas. Así, el nuevo artículo 177a también considerará la captura de personas para la extracción de sus órganos. Por lo que este proyecto de ley refuerza la necesidad de proteger a las víctimas de estos ataques, ya que también están protegidas si la trata tiene como objetivo explotarlas por medios sexuales o laborales.

 

La traducción del Derecho Penal en España — artículo 156 bis:

 

1. Los que promuevan, alienten, faciliten o anuncien la obtención o el tráfico ilegal de órganos humanos extranjeros o el trasplante de los mismos serán castigados con la pena de prisión de seis a doce años si se tratare de un órgano principal, y de prisión de tres a seis años si el cuerpo no fuera principal .

2. Si el receptor del trasplante de órganos consiente en la realización conociendo su procedencia ilícita, se le aplicarán las mismas penas que en el apartado anterior, que podrán ser rebajadas en uno o dos grados según las circunstancias del delito y del infractor.

3. Cuando de conformidad con lo dispuesto en el artículo 31 bis una persona jurídica sea responsable de las infracciones previstas en este artículo, se le impondrá multa del triple al quíntuple del beneficio obtenido.

A la luz de las reglas establecidas en el artículo 66 bis, los jueces y tribunales también podrán imponer las sanciones previstas en las letras b) a g) del apartado 7 del artículo 33:

b) Disolución de la persona jurídica. La solución producirá la pérdida definitiva de su personalidad jurídica, así como de su capacidad para obrar de cualquier forma en los negocios jurídicos, o realizar cualquier clase de actividad, aunque sea lícita.

c) Suspensión de sus actividades por un plazo no superior a cinco años.

d) Clausura de sus locales y establecimientos por un plazo no superior a cinco años.

e) Prohibición de futuras actividades en el ejercicio de haberse cometido, ayudado o encubierto el delito. Esta prohibición puede ser temporal o permanente. Si es temporal, el plazo no podrá exceder de quince años.

f) Inhabilidad para acceder a subvenciones y ayudas, para contratar con el sector público y disfrutar de beneficios e incentivos fiscales o de la Seguridad Social, por un plazo no superior a quince años.

g) La intervención judicial para salvaguardar los derechos de los trabajadores o de los acreedores por el tiempo que se estime necesario, que no podrá exceder de cinco años.

Artículo 156 bis introducido por el párrafo trigésimo sexto del artículo único de la Ley orgánica número 5/2010, de 22 de junio, por la que se modifica la LO 10/1995, de 23 de noviembre, del Código Penal (“BOE” de 23 de junio).

 

Fuente oficial